Leo Corry 

ISRAEL VISTA DESDE ADENTRO

Israel vista desde adentro

Sobre este blog y quien lo escribe:

Este blog, que  está destinado a ofrecer una visión personal sobre algunos aspectos de la realidad que se vive en Israel —ante todo la realidad social de la vida diaria, pero inevitablemente también algo sobre la realidad política, dos caras intimamente ligadas.

Después de  tantos años de interminables conflictos, me parece que muchos en el mundo ya se han cansado de prestar atención a los eventos que se dan en esta parte del mundo día tras día, y mucho más cansados aún puede que estén del intento de entender los procesos a mediano y a largo plazo que se dan acá, y que en definitiva van a determinar el futuro de quienes viven en esta región. Ese cansancio se entiende perfectamente, y de hecho se manifiesta también, y tal vez con mayor intensidad, entre muchos de los mismo israelíes. "Ojalá te toque vivir en tiempos interesantes!", dice supuestamente una maldición china ancestral. Nadie parece poder citar un texto chino auténtico que diga algo así, pero lo que sí puede decirse con certeza es que ésa parece ser la maldición/bendición fundamental que pesa sobre la vida de quien reside en este vecindario tan conflictual del planeta tierra. El objetivo de este blog es dar acceso,  aunque obviamente muy limitado, a algunos aspectos de esta compleja realidad. 

Ante la intensidad de la vida diaria en Israel—con todo lo bueno, lo problemático, y lo insostenible que hay en ella—no debe sorprender que los israelíes busquemos ansiosamente y a veces más que cualquier otra cosa, una serie de días, por corta que sea, en la cual vivamos tiempos que no sean tan "interesantes".  Y es por eso es que no hay nada más vital para la mayoría de los israelíes de todas las denominaciones que el poder viajar al exterior seguidamente. Y aún en estos días de Covid-19, con todas las tragedias personales, la crisis de salud y el desastre económico, la grave ansiedad causada por no poder viajar sigue siendo un tema central en las conversaciones y en las noticias, así como en las decisiones del gobierno.

​Un blog escrito desde Israel en castellano (incluyendo también algunos links a websites escritos en inglés) es también una manera adecuada—en estilo digital y a tono con los días que vivimos—de llegar al exterior y estar en contacto directo con esa otra parte del mundo a cuya cultura también pertenezco.  Esta podría ser mi justificación para dedicar el tiempo y la energía necesarios. Del otro lado, creo que un blog como este puede atraer la atención de una considerable audiencia de hispanoparlantes que quieran escuchar  en cristiano, y con claridad, cómo ve las cosas un israelí que conoce desde adentro esta compleja realidad y que la vive junto con su familia, amigos, conocidos y compañeros de trabajo, como cualquier hijo de vecino. 

 

Obviamente, no me comprometo a ser 100% objectivo en mis evaluaciones, pero si trato de ser razonablemente justo y balanceado en la forma de presentar los hechos. Soy crítico de muchas de las política del gobierno israelí, y de quien ya está demasiado tiempo a su cabeza. Soy igualmente crítico en muchos casos del  compartamiento de sectores en la sociedad israelí. Supongo que algunas de las opiniones que expreso aquí probablemente disgustarán a más de un lector, pero quiero dejar claro que nada de lo que escribo implica  un rechazo o delegitimación de este país o  de su gente, o que crea que nuestros vecinos, o cualquier otra sociedad en el mundo sea más digna de aprobación o preferible a ésta. Israel es el país donde vivo con mi familia y pertenezco plenamente a su sociedad. Es la única que creo que puedo discutir con pleno derecho y con cierta competencia. 

Sobre mí:

Vivo en Israel desde 1977. Llegué de Venezuela, donde pasé mi infancia y juventud, después de haber nacido en Chile en 1956. Mis abuelos llegaron a Chile desde Izmir (Turquía), Rusia, Belarusia y el norte de Argentina (Moiseville). He vivido en Berlin y en Boston. Un caso típico del judío errante. Menos errante en cuestiones familiares: mi pareja desde hace más de 35 años es Efrat, israelí de nacimiento, y juntos criamos a Daniel y a Avigail, y ahora somos orgullosos abuelos de Iddo (Dodo) y Noam (Nono).  

A Israel llegué después de completar en Caracas mi licenciatura en matemáticas en la Universidad Simón Bolívar, para aquel entonces "La Universidad del Futuro".  Me incorporé como miembro del Kibbutz Nirim, donde estuve involucrado en todos los aspectos de la vida comunitaria, económicos, sociales y educativos, hasta que nos mudamos en el año 2000 a Ramat Gan, cercana a Tel Aviv. 

En 1981 renové mis estudios en la Universidad de Tel Aviv. En esa universidad realicé la mayor parte de mi carrera académica, que incluyó cargos administratiovos, entre ellos decano de humanidades entre 2015 y 2020. Detalles de mi carrera académica aprecen en mi página web.

A lo largo de los años también estuve asociado con proyectos interesantes in la industria de alta tecnología, en empresas como EMC. XIV, IBM, e Infinidat.